La atracción de lo imperfecto
Manel Segarra

Manel Segarra
iFi Audio iDSD Pro

En esta ocasión vamos a analizar un producto muy especial, no tanto por su calidad, que también, sino por su amplísima funcionalidad. Streamer, DAC de altas prestaciones, amplificador de auriculares, previo a válvulas… El iDSD iFi Pro es todo eso y alguna cosa más. Por si fuera poco, todo este abanico de prestaciones queda comprendido dentro de un chasis pequeño y ligero. Y es que el iDSD ofrece tantas posibilidades de uso y configuración que, en las tres semanas que lo he estado evaluando, no he alcanzado a explorarlas todas. La conectividad, tanto de entrada como de salida, es completísima. De hecho, en su panel posterior, apenas caben más orificios. La construcción, no obstante, es buena y responde a la filosofía de iFi de ofrecer aparatos de muy altas prestaciones y muy compactos. Probablemente, se trata de una nueva forma de entender la Alta Fidelidad que conectará con un público más joven, nativo digital y con poco espacio en casa o su habitación. Sin olvidar una cierta vocación de audio profesional, como el propio nombre del modelo sugiere. Pero, este loable trabajo de compactación me ha llegado a parecer que se ha llevado al límite. Y es que, dado el PVP del aparato, creo que iFi hubiera podido construir algo más sólido y más grande pensando más en los audiófilos más exigentes y dejar, por ejemplo, el iFi Audio NEO iDSD para cubrir el segmento del mercado “con poco espacio”. De entrada, puedo decir que una de las cosas que he encontrado a faltar ha sido un display más grande en alta definición y a todo color. O, en su interior, un transformador toroidal de buenas dimensiones y capacidad. Pero, como hemos empezado comentando, parece que iFi ha puesto el foco en no dejar ninguna funcionalidad por cubrir.


iFi Audio iDSD Pro

Para simplificar este análisis y no entrar en una serie de cuestiones técnicas que la propia página web del fabricante explica mucho mejor, vamos a centrarnos en dos partes:

En la primera, analizaremos el iDSD como amplificador de auriculares (con DAC incorporado) y en la segunda lo analizaremos como fuente digital integrada en mi equipo grande.


iFi Audio iDSD Pro

Vamos a empezar, pues, asociando el iDSD Pro con unos flamantes auriculares HEDD de los que ya hemos hablado con mayor detalle en Auriculares HEDDphone. El iFi tiene un selector de ganancia que prácticamente garantiza óptimas prestaciones con cualquier tipo de auriculares. En el caso que nos ocupa, el iFi ha superado con mucha holgura mi viejo Lehmann Audio Rhinelander, que no fue capaz de extraer todo su potencial a los HEDD. Incluso con la opción de las válvulas activada, el iDSD Pro ha ofrecido un sonido detallado, dinámico y muy real. He repasado buena parte de la música de mi disco duro con especial énfasis en aquellos archivos en muy alta definición. En la versión remasterizada de “Fragile” de Yes (1971, 2002) la resolución de 96 kHz y 24 bits ha sido bien aprovechada por el DAC aportando un nivel de disección que, sin llegar a ser artificioso, supera las expectativas de una grabación de esa época. El iDSD tiene una serie de filtros y posibilidades de upsampling que se muestran en el display central, pero, sinceramente, son poco intrusivos y en una buena grabación, como es el caso, apenas se notan diferencias. Durante la semana de pruebas con auriculares he ensayado también con mis fieles y más modestos Hifiman HE400S. Reproduciendo a través de Deezer (cuenta de Alta Fidelidad) el álbum Paradox (1996) con Wolfgand Schmid, Bill Bickford y Billy Cobham, la dinámica y el desarrollo de los graves han mejorado claramente logrando una escena muy creíble con el trío de músicos. Podemos resumir que, en su papel de amplificador de auriculares, este iFi se sitúa en un plano muy alto, definiéndose como un honesto producto High End por derecho propio.


iFi Audio iDSD Pro

En una segunda fase de pruebas, insertamos el iFi iDSD en mi equipo principal para evaluar estrictamente su papel como fuente. En esta ocasión mi etapa Musical Fidelity M6 PXR moverá unos Sonus Faber Mínima Amator II, que me parecen ideales para comprobar la fidelidad tímbrica y el nivel de detalle del iFi. Para hacer una buena evaluación con música que conozco bien hago una selección de archivos en un lápiz USB que conecto directamente al iDSD Pro. Para manejar las listas de reproducción, se debe emplear la app MUZO Player. Y aquí he de hacer una cierta crítica negativa. El smartphone y el iFi se enlazan a través de la red doméstica de wifi de casa con una cierta limitación por parte del iFi, que solo funciona con 2.4 GHz. Además, si después de apagarlo, nos volvemos a conectar demuestra cierta tendencia a la inestabilidad y, a veces, hay que forzar a mano la conexión otra vez. Con toda probabilidad, el problema viene originado por mi router wifi o por mi Samsung Galaxy S20, pero sigue sin convencerme la excesiva dependencia del iFi iDSD Pro de esos elementos externos para reproducir un simple lápiz de memoria. Eso sí, una vez los astros quedan alineados, el sonido fluye con una impecable precisión. En el último disco de Bruce Springsteen “Letter to You” la voz del boss se expresa autoritaria, natural y con un posicionamiento dentro de la escena al que no es ajeno la buena labor de las Sonus Faber.


iFi Audio iDSD Pro
iFi Audio iDSD Pro

En otra serie de pruebas, conecto el iFi a mi reproductor CREEK EVOLUTION 50CD para usar este último solo como transporte. Este test me permite hacer una comparación directa de la sección de DAC de ambos aparatos. Y para ser honestos, se tiene que hilar muy fino para encontrar diferencias claras entre uno y otro. Entiéndase que un cd tan solo ofrece 16 bits y 44,1 kHz y, por mucha remasterización que el iFi pueda intentar, no puede añadir información que no está en el disco. En algunas grabaciones como “Sunset in the Blue” (2020) de Melody Gardot, parece que la balanza se inclina ligeramente a favor del iFi por la forma cómo sitúa algunos detalles dentro de la escena, pero siempre estamos hablando de sutilezas menores.


iFi Audio iDSD Pro
iFi Audio iDSD Pro

Como conclusión general, cabe decir que el iFi es un aparato con unas prestaciones inacabables y compatible con absolutamente todos los formatos de música en alta resolución. Para reproducir música con Tidal, por ejemplo, tan solo hay que añadir unos buenos auriculares. Para conseguir la misma calidad con dos aparatos separados (DAC + amplificador de auriculares dedicado), con toda seguridad deberíamos invertir una suma mucho mayor. (Por cierto, la caja, además de un pequeño mando a distancia, contiene un cable USB y uno RCA de muy buen aspecto y calidad). Por otro lado, si hablamos estrictamente como fuente digital, existen en el mercado otras opciones que alcanzan prestaciones equivalentes, eso sí, con muchas menos posibilidades de ajustes (filtros, válvulas…). Por tanto, nuestra recomendación de compra es incondicionalmente positiva para aquellos usuarios que realmente vayan a aprovechar la mayor parte de sus prestaciones, funcionalidades y opciones de personalización.


Discografía Recomendada
Logo Amazon Logo Tidal Logo Deezer
Discografía Amigos HiFi Carrito Play Play
Discografía Amigos HiFi Play Play
Discografía Amigos HiFi Carrito Play Play
 
 
 
Datos Básicos (España)
Web Fabricante iFi Audio
Web Distribuidor deCine AudioVideo
Precio 2499 € aprox.
Hoja Técnica
Manual de usuario Pulsar aquí
Amazon Comprar ahora