Cambridge Audio DacMagic 200M

Si tenemos en cuenta que decenas de millones de consumidores llevan casi un año atrapados en casa, que la mayoría de los fabricantes de auriculares no pueden mantener el producto en stock y que el 99% de la población utiliza un dispositivo móvil inalámbrico como principal fuente digital, probablemente sea un buen momento para explicar a los consumidores por qué un DAC podría elevar su experiencia auditiva de forma muy significativa. Algunas marcas lo entienden. Cambridge Audio entiende claramente que los consumidores podrían pagar por una solución de una sola caja que pueden conectar a su teléfono, Sony PS5, auriculares, ordenador portátil, streamer Roku, y su equipo de música en casa. Si esto es así, la nueva generación del Cambridge Audio DacMagic 200M es un producto que debes considerar seriamente.


Los DAC tienen que convertirse en una realidad en 2021. Y no sólo porque 300 millones de personas en todo el mundo se hayan subido al tren del streaming. La realidad es que el 95% de las personas que transmiten música a través de Spotify, Tidal, Qobuz o Deezer no tienen ni idea de lo que hace un DAC y probablemente no podrían decirte el nombre de 3 empresas que los fabrican. Eso es un fracaso de marketing colosal a todos los niveles por parte de la industria del audio de alta gama.


Spotify HiFi se lanzará en algún momento de 2021 y su enorme base de clientes global va a tener por fin acceso a la transmisión sin pérdidas, que no es lo mismo que la transmisión en alta resolución.


¿Ofrece el audio de alta resolución una ventaja sonora discernible sobre los MP3 y la calidad de CD de 16 bits/44,1 kHz?


Sí. Pero el 95% de la música disponible sigue sin ser de alta resolución.


El audio de alta resolución se refiere a los archivos de música que tienen una frecuencia de muestreo y/o una profundidad de bits superior a la del CD, que se especifica en 16 bits/44,1kHz.


Tidal y Qobuz ofrecen streaming de alta resolución en sus plataformas, pero no podrás apreciar realmente las diferencias entre esos archivos y el sonido con calidad de CD sin un DAC.


En algunos casos, es posible que no creas que las versiones de alta resolución de algunos tipos de música ofrecen un gran aumento de la calidad de sonido. No pasa nada.


Un DAC convierte la señal digital de tu portátil, streamer o smartphone (mediante una conexión por cable o inalámbrica) en una señal analógica. En la mayoría de los casos, un DAC bien diseñado hará que los MP3 y los archivos con pérdidas que transmitas desde Spotify suenen significativamente mejor.


Ahora que he confundido y convencido a casi todos ustedes de no comprar un DAC, echemos un vistazo al Cambridge Audio DacMagic 200M, que es mucho más que un simple DAC.


Cambridge Audio DacMagic 200M

DAC Magic


El Cambridge Audio DacMagic 200M forma parte de una nueva oleada de productos digitales que se ponen muchos sombreros. Algunos de esos sombreros encajan un poco mejor que otros, pero no hay duda de que el DacMagic 200M es una de las mejores opciones en la categoría de DAC/preamplificador/amplificador de auriculares.


Si sólo buscas un DAC autónomo, el DacMagic 200M sigue teniendo mucho sentido por su amplia gama de entradas digitales, la antena para streaming Bluetooth aptX, la compatibilidad con MQA, PCM hasta 32 bits/768kHz y DSD512. Si quieres transmitir PCM y DSD a más de 24 bits/192 kHz, debes utilizar la entrada USB tipo B.


Las entradas digitales coaxiales (2) pueden decodificar 24-bit/192kHz, y las Toslink (2) pueden manejar 24-bit/96KHz - una buena característica para su consola de videojuegos, caja Roku, o reproductor de CD más antiguo.


Menos del 5% de toda la música digital disponible es de alta resolución y no hay casi nada a 32 bits/768kHz. Yo no esperaría que Spotify ofreciera 24 bits/96kHz, pero este DAC debería estar preparado para el futuro durante unos años.


La parte derecha del panel frontal está dedicada a mostrar la frecuencia de muestreo de la señal de audio que se introduce en él. Hay un montón de LEDs; cada uno etiquetado con una frecuencia de muestreo diferente - '44,1kHz', '48kHz', '96kHz' y '192kHz' - el LED apropiado se ilumina cuando la unidad detecta la señal. Del mismo modo, los LEDs para MQA o DSD se iluminan cuando se detectan esos tipos de archivos o flujos.


El panel frontal muestra mucha información. Tal vez demasiada en una fuente que es bastante pequeña.


No es por meterme con Cambridge Audio, pero ¿por qué se está convirtiendo esto en una tendencia? He revisado otros 3 productos en los últimos 12 meses que tenían ajustes impresos en la carpintería metálica que eran casi imposibles de leer.


Sé que nos estamos haciendo mayores, pero no es una buena elección de diseño en mi opinión.


El panel trasero del Cambridge Audio DacMagic 200M está muy bien distribuido y tuve espacio suficiente para conectar 3 dispositivos digitales, el cable de alimentación y un par de cables de interconexión relativamente gruesos con espacio de sobra. Cambridge ha incluido tanto salidas RCA no balanceadas como XLR balanceadas en el panel trasero y está claro que han diseñado el DacMagic 200M para competir con productos similares de Chord, Schiit Audio, Denafrips e iFi Audio.


Cambridge Audio DacMagic 200M

Pre-Amplificador


Leer las instrucciones de principio a fin es realmente importante. También lo es acordarse de llevar las gafas.
El DacMagic 200M también puede funcionar como preamplificador y enviar la señal analógica de sus salidas a un amplificador de potencia o a un par de altavoces activos. Cambridge me entregó la unidad justo cuando estaba a punto de devolver los altavoces activos Acoustic Energy AE1, pero me las arreglé para exprimir unos días con su combinación.


La unidad ha sido diseñada con ajustes de salida tanto fijos como variables; el mando de control de volumen cumple múltiples funciones, entre ellas la de seleccionar uno de estos modos de funcionamiento al pulsarlo y el botón de "filtro" al mismo tiempo.


Sólo asegúrate de que estás en modo "Standby" cuando hagas este cambio.


De lo contrario, te encontrarás atascado en el modo de salida variable y girando el botón de volumen en un círculo interminable (no hay nada que detenga su movimiento, lo que creo que es un defecto de diseño) hasta que te frustres y bajes el volumen al máximo en el DacMagic 200M y te vayas a la cama.


Yo hice esto más de una vez.


Cuando por fin descubrí cómo hacer el cambio (y se iluminó la secuencia adecuada de LEDs), todo fue bien con la unidad. Y mi cordura.



El amplificador de auriculares


La sección mejorada del amplificador de auriculares del Cambridge Audio DacMagic 200M resultó ser una grata sorpresa. El concepto no es nuevo; Mytek, iFi, Schiit Audio y Chord llevan años ofreciendo esta característica en sus productos y tiene mucho sentido.


Si estás construyendo un sistema de audio de sobremesa y quieres minimizar el número de componentes para ahorrar espacio, quieres una unidad como el DacMagic 200M.


El amplificador de auriculares es un diseño de clase AB con mucha más potencia que el diseño anterior; funcionó perfectamente con los Meze Audio 99 Classics, Audeze LCD-1 y HiFiMan Deva que utilizo habitualmente.



Igual pero con otras palabras..


Encontré que el sonido del Cambridge Audio DacMagic 200M era bastante consistente en todas las entradas digitales; todavía no soy un fan de Bluetooth aptX y aunque la calidad del sonido era mejor que la que he escuchado de algunos otros DACs que ofrecen esta característica - no soy un converso a la tecnología inalámbrica.


Las entradas USB y Coaxial son muy similares; yo le daría al USB una ligera ventaja en el departamento de detalles, pero el equilibrio tonal general era el mismo.


Cambié una y otra vez entre mi MacBook Pro, el Bluesound Node 2i, el Andover Songbird y los streamers Wattson Audio Emerson Digital.


Al escuchar "Cristo Redentor" de Donald Byrd, me di cuenta de que el DacMagic 200M tiene un extremo superior que suena realmente suave; la trompeta de Byrd puede iluminar equipos que suenan realmente brillantes y yo no escuché nada de eso. En todo caso, logró un equilibrio perfecto entre el detalle y el aire.


Incluso cuando cambié a los altavoces Acoustic Energy AE1, de sonido más neutro, el DacMagic 200M nunca se adentró en territorio peligroso con Aphex Twin, Daft Punk o Boards of Canada.


El DacMagic 200M no es un DAC de sonido neutro; el rango medio está en el lado más cálido, y las notas de bajo son más profundas.


Puede que no ofrezca el detalle de los DAC/amplificadores de auriculares Chord o Schiit, pero me gustó bastante la forma en que el DacMagic 200M se sitúa en la línea entre lo cálido y muy atractivo de los medios hacia abajo, y el detalle suficiente en la parte superior.


Me pareció que el sonido era un poco más pobre con el streamer Wattson Audio Emerson Digital (en comparación con el Bluesound Node 2i y mi MacBook Pro) y no era mi combinación favorita.


Las voces se transmiten con suficiente textura y claridad. Lucius, Lana Del Rey, Natalie Merchant y Amy Winehouse me atrajeron con cada pista; los diferentes matices de todas sus voces estaban claramente definidos y cada cantante se esculpía en el espacio con contornos ajustados.


La escala y la imagen son excelentes; me impresionó especialmente la forma en que el DacMagic 200M ofrecía profundidad/anchura de escenario sonoro con los auriculares. Si usas auriculares que no sean muy difíciles; Grado, Audeze LCD-1, HiFiMan Sundara y Deva - te va a gustar lo espacioso que suena todo, y la pegada dinámica con cada tipo de música.


Una cosa es segura: la música nunca es aburrida a través del Cambridge Audio DacMagic 200M.


Tampoco pierde la compostura con las pistas más complicadas; si escuchas mucha música clásica u obras orquestales, este es un DAC que lo desenreda todo pero no lo deja en el suelo para que lo reconstruyas. Las cuerdas tienen la textura justa y los metales tienen algo de mordiente.

Cambridge Audio DacMagic 200M

Conclusión


El Cambridge Audio DacMagic 200M ofrece un montón de características y rendimiento por su gama de precio. Su compatibilidad con casi todos los formatos digitales de alta resolución, incluidos MQA, DSD y PCM de 32 bits/768 kHz, es bastante rara en su nivel de precio. No es un DAC que tenga que actualizar pronto si escucha principalmente servicios de streaming como Spotify o Qobuz, o tiene muchos CDs que quiere disfrutar con mejor calidad de sonido.


También es un DAC que se desenvuelve mejor en un sistema que necesita una capa añadida de calidez en los medios y un extremo inferior con garra. Si lo pones en un sistema que ya tiene un sonido un poco oscuro, se volverá aburrido rápidamente.


La calidad de construcción es excelente y tiene suficientes entradas digitales para un pequeño ejército de fuentes. Todavía no soy un fan de la fuente pequeña (envejeciendo Jaclyn) y me gustaría que tuviera una perilla de control de volumen más precisa.


Es una oferta muy sólida en un espacio abarrotado de productos y con algunos competidores muy potentes.


Si su presupuesto no supera los 500 dólares para una solución de DAC/preamplificador/amplificador de auriculares, este debe estar cerca de la parte superior de la lista de audición y prueba.



Versión original del artículo publicada en Ecoustics.com en inglés. Para poder leerlo, pulse aquí.
 
Datos Básicos (España)
Web Fabricante Cambrigde Audio
Web Distribuidor Cambridge Audio
Precio 499 € aprox.
Hoja Técnica Pulsar Aquí
Manual de usuario -----
Amazon -----
Fecha 6 de mayo de 2021

 

Puede Interesarte...