La atracción de lo imperfecto
Manel Segarra

Manel Segarra
Previo de Phono iFi ZEN

En mundo de la Alta Fidelidad encontramos contrastes y paradojas que van más allá de toda lógica. ¿Cómo puede ser que, de los últimos previos de phono que he testeado, uno pese medio kilogramo y otro 15 kilos? O peor aún ¿Cómo puede ser que el último cueste 50 veces más que el primero? Cabría suponer que esta desproporción de tamaño y precio tuviera una adecuada traducción en prestaciones o rendimiento, pero, como veremos a continuación, el pequeño IFI ZEN rompe todos los esquemas y nos deja con más preguntas que respuestas.


De entrada, he de decir que las fotos engañan, porque el ZEN es incluso más pequeño de lo que parece. Es extraordinariamente compacto. Prácticamente lo podemos ubicar en cualquier hueco o rincón. Eso sí, al manipularlo, se le nota sólido y relativamente pesado. Es decir, parece que, por dentro, al menos, está bastante relleno de piezas y componentes. Y, por lo que anuncia el fabricante, debe ser así, ya que, entre otras ventajas técnicas, tiene una estructura interna completamente balanceada. La fuente de alimentación es externa, del tipo de las que van en la toma de corriente. En la parte trasera del aparato, encontramos un selector de cuatro tipos de cápsula, una entrada RCA, una salida RCA y una salida balanceada para una clavija 4 mm. La caja incluye un cable estándar RCA-RCA que parece de calidad. En cambio, desafortunadamente, no viene ningún cable que permita aprovechar la salida balanceada. Y digo desafortunadamente porque, intuyo que esa salida pueda ofrecer una pureza de señal y una dinámica superiores teniendo en cuanta que el ZEN trabaja en balanceado. Además, una pequeña búsqueda en internet me confirma que este tipo de cable no es fácil de encontrar. En el momento de publicar esta review, el ifi ZEN tiene un PVP de 159 euros en Europa. Creo que el fabricante hubiera podido suprimir el cable RCA y añadir en su lugar un cable 4 mm. a 2 XLR, aunque fuera a costa de aumentar el precio a, por ejemplo, 175 euros. A pesar de que no suelo hablar mucho de precio en mis reviews, en este caso no puedo obviar hacerlo porque el coste del IFI ZEN es parte importante de su filosofía o, incluso, su razón de ser. Por último, y antes de entrar en las pruebas de audición, es importante señalar que el ZEN incorpora un filtro subsónico inteligente. Y decimos “inteligente” porque, al contrario que otros, realiza su función sin interferir en la reproducción de las frecuencias graves. Al menos, aparentemente.



Previo de Phono iFi ZEN

Para hacer las pruebas de escucha, el IFI ZEN va a beneficiarse de la llegada a casa casi simultánea de mi nueva etapa de potencia Musical Fidelity M6 PRX. Así que, los primeros días, ambos aparatos harán juntos un rodaje de, al menos, 40 horas. Insisto en que el pequeño IFI ZEN pasa a formar parte de un equipo en el que, a precios de mercado, apenas supondría un 3 % de su coste total. Dicho de otra forma: solo los cables ya cuestan más.


“The Lamb Lies Down on Broadway” |Comprar ahora| es un disco casi paranoico de Genesis con un gran valor artístico. No es fácil extraer de él todos los detalles y matices que contiene. El ZEN sorprende porque es capaz de conseguirlo y nos revela uno de sus puntos fuertes: es muy informativo. No debemos confundir esta característica con frío o analítico. El único inconveniente es que, los saltos y crujidos de los discos en peor estado se amplificarán con meridiana transparencia. Lo mismo puede decirse del rumor del surco entre canción y canción. Parece algo obvio, pero quien esté acostumbrado a las entradas de phono incorporadas en algunos amplificadores integrados, la diferencia es notable. Me atrevería a decir que ninguno de esos amplificadores es capaz de ofrecer la transparencia y dinámica que el ZEN exhibe con el doble LP de los británicos Genesis.


Previo de Phono iFi ZEN

Vamos con Karen Souza en “Essentials” |Comprar ahora| . Se trata de un vinilo dorado de 180 gr. muy bien producido. Básicamente, la cantante argentina versiona todo tipo de canciones más o menos conocidas con arreglos de jazz de fácil digestión. Pero el resultado final es muy bueno. El ZEN separa correctamente la voz del resto de instrumentos. Y observamos otra de las ventajas del ZEN: es muy limpio y es capaz de restituir la música con una precisión casi propia de un buen DAC. Y vuelvo a insistir, no se trata de que sea aséptico, sino de que no cae en fáciles distorsiones para generar una artificial calidez. Pero, de regalo, el IFI ZEN nos ofrece unos graves densos y generosos. Cierto es que la intervención de mi preamplificador híbrido (con cuatro válvulas de vacío) Vincent SA-32 y la etapa de potencia M6 PRX con sus 230 W por canal ayudan mucho en ese sentido. Pero puedo afirmar que el filtro subsónico inteligente es realmente listo y hace su trabajo conservando unos graves impecables.


En el archiconocido “Take Five” de The Dave Brubeck Quartet (edición de 2015 de PAN-AM Records con tecnología “Direct Metal Mastering”) la velocidad y el ritmo se erigen en protagonistas. El vinilo está bien cuidado, con pocas reproducciones y permite disfrutar de la increíble fidelidad tímbrica de una grabación tan antigua (1959). El IFI ZEN ni añade ni resta nada y esa es, sin duda, otra más de sus virtudes. Por cierto, me ha parecido notar a Joe Morello más entusiasta que de costumbre cuando aparece con su batería por la izquierda.


Previo de Phono iFi ZEN

En “Joana Lluna” |Comprar ahora| del virtuoso, inclasificable y polifacético Joan Bibiloni obtenemos una escena natural y muy bien dimensionada. Quizá no alcanzamos la tridimensionalidad o el aire entre instrumentos que nos proporciona un Accuphase C-47, al que considero referencia absoluta. Pero nada que envidiar a ningún previo de phono por debajo de los 1.600 euros. Lo que más admiro del IFI ZEN oyendo a Bibiloni es esa frescura de ópera prima ingenua y auténtica que respira todo el disco. En un cd no logramos ese efecto. Y todo eso, sin perder detalles en percusiones secundarias. Pero, por si fuera poco, el equilibrio tonal es prácticamente perfecto: no necesito manipular los controles de graves y agudos de mi Vincent SA-32.


Previo de Phono iFi ZEN

A pesar de los ejemplos citados, he disfrutado del ZEN con diferentes tipos de música con cápsulas MM y MC. Quizá tenga un rendimiento más contundente con las primeras, al menos para rock, pop, jazz fussion… Pero en ningún momento le he detectado ninguna debilidad que podamos reseñar. Precisión tímbrica, naturalidad, transparencia, dinámica… El IFI ZEN quizá no pueda arreglar un giradiscos o una cápsula mediocres, como tampoco suplirá la falta de fuerza de un amplificador pobre en potencia, pero, sin duda mejorará cualquier entrada de phono incorporada a cambio de una inversión mínima. Aunque, lo verdaderamente sorprendente es la insultante desfachatez con que se integra en cualquier sistema de altos vuelos sin desentonar lo más mínimo. Detesto enormemente la expresión “matagigantes” por el abuso que se suele hacer de la misma. Pero el espectacular rendimiento del IFI ZEN en relación con su coste es simplemente absurdo. Y para los más descreídos, les sugiero, si tienen oportunidad, de hacer una comparativa a ciegas con cualquier previo de entre 800 y 1.600 euros. Yo no la voy a hacer. Por si acaso…


En la web oficial puede encontrar más información sobre el Zen Phono . Puede adquirirlo en Amazon España