No Surrender
Josep Busquets

Josep Busquets
iFi Audio iDSD Diablo


El iFi Audio iDSD Diablo es un DAC + Amplificador de auriculares para puristas del sonido. Sin concesiones a la galería o superfluas características para centrarse solamente, y de que manera, en su razón de ser principal, reproducir con la máxima calidad posible la señal de entrada digital que recibe. Y cuando añadiendo un solo chip puedes darle dos o tres funciones más sin aumentar notoriamente el precio y no lo haces, quiere decir que la idea del diseño es clara desde el principio; entrada de datos, interpretación de los mismos con una CPU de primer orden y posterior conversión al mundo eléctrico del analógico.


Empecemos por el principio y vayamos desarrollando poco a poco. Una cosa muy de agradecer es que dentro de la caja existen todos los cables y elementos necesarios para poder utilizar el iDSD Diablo desde un buen inicio y sin necesidad de mejorar en nada cada uno de sus accesorios. Desde un cable USB v. 3.0 reforzado y robusto hasta el conector conversor de la fuente de alimentación al iDSD Diablo. Especial mención al cable balanceado DIN de 4,4mm a XLR. En mi artículo sobre iFi Audio NEO iDSD no pude probar la conexión balanceada por la falta de este cable.



Sigamos. Es un aparato portable más que portátil. Eso quiere decir que a través de su bolso de viaje (también incluido en el pack) puedes llevarlo donde quieras sin mayor problema y además bien protegido. Pero no sería una opción para llevarlo encima mientras estás caminando por la calle o te encuentras es movimiento. Aunque es posible, digamos que no tiene mucho sentido. Hace años, viajé hasta el faro de Finisterre para ver la puesta de Sol, sentado, con la vista perdida en el horizonte mientras estaba escuchando a Mark Knopfler con su Local Hero. Con ese momento en la cabeza, en el final de la Tierra (Finis Terrae) pienso que necesitaba un Diablo para convertir lo extraordinario en sublime.


iFi Audio iDSD Diablo

Como amplificador de auriculares tienes tres posiciones donde elegir cual de las tres se adapta más a los tuyos. En mi caso, la posición central del mismo era la adecuada para mis AKG K-701. Esta es la única opción, aparte del volumen, que puedes ajustar en este minimalista aparato. Existe un refrán que dice: “lo breve si bueno, dos veces bueno”, pues eso, nada más que añadir.


Empecé con una obra de enorme dificultad para cualquier componente y necesita de su explicación previa para entender el contexto. Roger Mas |Comprar ahora| hizo un directo con la Cobla Sant Jordi Ciutat de Barcelona y está especialmente bien grabado. La cobla es la formación musical que interpreta la sardana (música y baile tradicional catalán), donde una de sus principales características es el sonido muy brillante, agudo, de la misma. La gran presencia de viento hace que una leve imperfección en la interpretación se pase de agudo a molesto. Es una muy delgada línea roja donde en las interpretaciones de bajo nivel se traspasa constantemente de la música al dolor auditivo. Pues volviendo a la obra de Roger Mas donde, además, incluye elementos extraños como guitarra, piano y batería, se convierte en todo un reto para la grabación y la masterización conseguir “encajar” los extremos dentro del ancho de banda correcto. Y aquí se consigue. Más allá que guste o no guste este estilo musical lo recomiendo para poner a prueba la parte alta de nuestros sistemas.


Pues con el contexto encima de la mesa, se puede entender mucho más el disfrute que uno siente al escuchar como a través del iDSD Diablo vamos andando justo encima de la línea roja sin caernos por ninguno de los dos lados. La emoción se junta con el miedo que en un punto determinado eso pierda sentido. En los puntos más álgidos donde es necesario cruzar… se cruza y vuelve sin inmutarse por nada de la excursión realizada. Son esos milisegundos donde el pelo se eriza y te hace amar esta pasión por encima de todo. Entre los temas de esta grabación quisiera destacar especialmente los siguientes: “El dolor de la bellessa”, “Muixeranga” y “Haika Mutil”.


iFi Audio iDSD Diablo

Otra de las dudas que tenía sería el rendimiento de un amplificador que funciona con baterías. Aunque puede hacerlo estando conectado al transformador, es el mismo fabricante que te anima a que lo hagas de forma directa para evitar dentro de lo posible, las interferencias eléctricas. Entonces, ¿qué rendimiento y potencia puede aplicar de presión sonora a los auriculares? Digamos que sorprende y mucho. Ni pestañear, son una marioneta donde se le hace hacer lo que se quiere. Tienes que moderar el potenciómetro si no quieres quedar sordo en dos días. Yo lo definiría casi como marcial el control ejercido a mis AKG que parecían empequeñecidos ante tal soberbia de fuerza. Con un nivel de detalle profundo, donde encontrar minúsculos detalles se vuelve casi un deporte.



Aunque todo lo mencionado anteriormente tiene un precio, el nivel extremo de análisis puede hacer de él que sea menos valorado por los aficionados con gustos más coloreados y contenidos más “dulces”. Ya sabéis que he dicho muchas veces que no existe el componente perfecto sino el componente perfecto para cada aficionado.



¿Ya estamos? No. Vamos a utilizarlo solo como DAC en el sistema grande. Conectamos con el cable especial incluido en el pack y unimos el iFi Audio IDSD Diablo con el Bow Technologies WAZOO XL via XLR balanceado.


Roger Subirana acaba de publicar un tema llamado "Red Dragon" |Comprar ahora| del cual yo dispongo de dos copias del mismo extraídas de sala de mezclas. La MP3 a 319 Kbps y 48kHz con un tamaño de 12Mb en una composición de 4:09 y la WAV a 2304 Kbps y 48kHz y 24 Bits de resolución, con un tamaño de 72 Mb.



¿Se pueden notar diferencias sonoras apreciables ante dos copias de máxima calidad en distintos formatos, uno de ellos sin perdida? Sí y No.

  • No. La calidad del sonido es tan alta que puede pasar totalmente desapercibido el hecho de la compresión y perdida, ya que es muy poco y sin una comparación real, fragmento a fragmento, se vuelve muy difícil de distinguir.
  • . El inicio de la composición entra con sonidos metálicos que dejan un halo sonoro que va desapareciendo sutilmente, creando una pequeña tensión aérea que hace que tus oídos se centren en ellos y los persiguen en busca del camino marcado. Son pequeños instantes de gloria que con el WAV puedes disfrutar y con el MP3 no.

  • ¿Quién puede disfrutar de estas cosas? El visitante que va al Museo del Prado y observa todas sus obras en una tarde, no. El que visita una sola sala, o media, en una tarde, sí. El aficionado que escucha toda la discografía de Pink Floyd en un día, no. Quien paladea cada instante del Dark Side of the Moon, sí. Creo que la idea esta clara.


    iFi Audio iDSD Diablo

    Con todo lo dicho anteriormente, creo que queda muy claro mi sentir y valoración de este componente. Ser capaz de mostrar diferencias y matices en formatos de muy alto nivel no está al alcance de todos.



    Casi se me olvida, aunque lo utilice de DAC en un sistema exigente, no está inicialmente pensado para ello, sino para alimentar cualquier auricular actual o futuro. Increíble.


    iFi Audio iDSD Diablo

    A veces me encuentro mirando el pequeño tamaño del Diablo y mi mente se pierde preguntándose ¿Cómo lo han hecho?



    En este enlace os dirán que reproduce todo y de todo. Una lista inacabable de formatos, resoluciones, profundidad de bits, etc. Yo os digo que suena de maravilla.



     


    Puede Interesarte...